viernes, 10 de febrero de 2012

Tarta de queso feta y tomate

Ayer hice un experimento. Tenía un resto de salsa pesto, que casa muy bien con el queso y el tomate. Así que lo he mezclado todo y he hecho una tarta. Y ha quedado muy rica.

La salsa pesto se hace en un momento, a base de piñones, albahaca, un poco de ajo, mantequilla, aceite virgen de oliva y queso parmesano, todo picado en la batidora. Queda como una pasta verde, que se conserva muy bien varios días en el frigorífico. Es perfecta con cualquier pasta, se puede untar en un trozo de pan y colocar un tomate cherry encima. También se puede comprar hecha, pero es tan rápido y fácil hacerla, que merece la pena hacerla casera.



Ingredientes para 4 personas

1 lámina de masa quebrada (congelada)
2 huevos
200 gr de queso feta
200 ml de leche evaporada o nata
2 cucharadas soperas de salsa pesto
1 tomate pequeño
1 puñado de piñones




Descongelar la masa quebrada, estirarla y forrar con ella un molde engrasado.

En un bol colocar el queso feta y la salsa pesto. Calentar unos segundos en el microondas para poder machacar fácilmente el queso y mezclarlo bien con la salsa. A continuación, añadir los huevos y la leche evaporada y mezclar muy bien. Podéis usar nata en lugar de la leche evaporada. Yo he preferido ésta porque tiene menos grasa y resulta un poco más ligero.

Cortar el tomate en láminas muy finas y cubrir el fondo del molde donde hemos colocar la masa.

Verter la crema de queso sobre el tomate, con cuidado de que no desborde la masa quebrada.

Adornar con los piñones y colocar al horno precalentado a 180ºC durante 45 minutos.

Y servir enseguida.

1 comentario:

  1. Felicidades,,,,
    Ana cada vez lo haces mejor ,,, jo q pinta, unmm

    ResponderEliminar

Nos encantaría que nos des tu opinión.